briefing

CÓMO ELABORAR UN BRIEFING PARA UN DISEÑADOR

Briefing. Sabes que tienes que hacerlo cuando vas a encargar un trabajo a un diseñador, pero no tienes claro qué incluir.

O incluso puede que dudes sobre si es realmente necesario preparar un briefing o si con explicarle unas cuantas cosas quedará claro lo que quieres encargarle.

A diferencia de lo que se suele creer, no hace falta ser una gran empresa para entregar un briefing al realizar un encargo. Todos los proyectos de diseño lo necesitan, sea cual sea el tamaño de la empresa o la magnitud del proyecto.

Te quiero contar por qué es tan importante elaborar un briefing, tanto para el diseñador, como para ti mismo. Y a continuación te explico cómo hacerlo para asegurarte de obtener lo que esperas.

 

Por qué preparar un briefing

Porque… tú puedes tener muy claro lo que necesitas, pero el desafío es contárselo al diseñador y que lo entienda a la perfección. Contar con un documento que lo explique es la mejor garantía para que consigas comunicar lo que tienes en la cabeza. Ese documento es lo que llamamos briefing o brief.

Con un briefing sobre la mesa el diseñador puede ver si realmente te puede ayudar, o quizá derivarte a otro especialista que aborde lo que necesitas.

Ponerlo sobre el papel te obliga a aclarar tus propias ideas y pensar en los detalles que hacen que tu proyecto tenga sentido.

Más abajo te detallo lo que debes incluir en tu briefing, pues a veces algo puede pasarse por alto y hacer que tus expectativas no se cumplan. Pensarlo con antelación te hará ganar tiempo y seguridad.

En definitiva, la mejor manera de obtener un resultado alineado con tus expectativas, es tener un documento que explique lo que necesitas.

El briefing es clave para que el diseño sea un éxito, es lo que marca la diferencia entre un excelente resultado y uno que no funciona. Considero que es una de las claves de un buen trabajo de marca.

Cuando el diseñador obtiene el briefing del cliente puede preparar del presupuesto y hacer una estimación del tiempo que necesitará para realizar las entregas. Es interesante para ambas partes tener todos los puntos consensuados antes de empezar y así poder disfrutar del camino.

 

Qué es un briefing

Me gusta pensar en el briefing como un faro. Sin duda nos ayuda a situarnos en la buena dirección en todo momento.

Es un documento escrito que recoge toda la información sobre un proyecto o producto, con el fin de establecer de manera clara y eficaz las expectativas y los objetivos al contratar a un proveedor, diseñador en este caso.

Al diseñador le permite comprender de manera global el proyecto, así como los detalles más específicos, para poder aportar la mejor solución posible. Un buen briefing permite dar en la diana con mayor éxito. Sin él es como ir a ciegas.

El briefing puede estar escrito en Word, Power Point o similar. O bien pueden ser las respuestas a una serie de preguntas que el diseñador hace a sus clientes a modo de encuesta, para ir configurando el documento. Otras veces es la mezcla de ambas cosas.

No existe una única fórmula para preparar un briefing. Va a depender de la personalidad de la empresa y de la necesidad final.

Pero todos ellos tienen en común 3 características:

  • Por escrito: Ayuda a marcar objetivos, definir la necesidad concreta y a hacer que sea más comprensible. Se evitan malentendidos e intentos fallidos en aspectos innecesarios.
  • Es breve: De hecho, la palabra brief significa breve. Y es que ser conciso aquí, es un plus. Se tiene que entender el briefing como una síntesis. A veces van acompañados de anexos, en los que se puede añadir información complementaria que pueda ser consultada para mayor profundidad.
  • Es muy directo: Se abordan los objetivos siendo muy claros con lo que se pretende conseguir. Se exponen ejemplos si hace falta para que sea fácil de entender y evitar al máximo las malas interpretaciones. Los detalles son muy recomendables, ayudan a entenderlo mejor, pero es importante no irse por las ramas.
  • Es flexible: Aunque sea en un porcentaje muy bajo, el factor de flexibilidad tiene que ofrecerse en el briefing, es importante no caer en demasiada rigidez que podría limitar la creatividad. Una vez entendidos los objetivos del proyecto, y sin olvidarlos nunca, el diseñador tiene que sentirse cómodo ante la idea de explorar diferentes rutas creativas que vayan más allá de lo indicado.

 

Los 8 básicos de un briefing creativo

Hay tantas formas de estructurar un briefing como clientes, pero hay una serie de apartados que no debemos olvidar. Son los que nos van a dar la información que necesitamos explicar como clientes y entender como diseñadores:

#1. Información sobre la empresa: Datos del cliente, valores, sector, productos o servicios, propuesta única de valor, mensaje de marketing, etc. Y, sobre todo, la misión, el por qué de lo que haces y lo que te llevó a ello. Cualquier otro elemento que consideres que es importante para poner en contexto, podría detallarse en este apartado.

#2. Branding actual: Puede que el encargo sea precisamente cambiar la personalidad de tu marca, pero, en cualquier caso, en el briefing tienes que hablar de cómo es tu marca, los elementos gráficos que la componen y cómo es percibida. Si es una marca nueva que aún no tiene identidad, puedes desarrollar en este punto los valores sobre los cuales quieres crearla, así como la filosofía que la sustenta.

#3. Objetivo del proyecto: Tantos los objetivos generales a nivel empresarial, como las metas específicas. Puedes hablar de los retos que estás afrontando y de qué forma esperas solventarlos mediante el encargo de diseño.

#4. Target: A quién está dirigido el proyecto, afinando al máximo en su edad, género, ubicación, estatus, aficiones, hábitos y comportamientos. Cuanto más detalle tenga el diseñador, más acertará con las propuestas.

#5. Competencia: Quiénes son, qué hacen y cómo lo hacen. Es interesante incluir ejemplos de cómo la competencia ha abordado problemas similares. Aprovecha para recalcar los elementos que te diferencian de ellos.

#6. Mandatories: Se trata de esos elementos que tienen que aparecer obligatoriamente en el diseño, sea por carácter legal (sellos, iconos, textos promocionales) o comercial (web, redes sociales).

#7. Preferencias de diseño: En este apartado pueden tener cabida las sugerencias de estilo gráfico que el cliente considera que puede encajar con su proyecto. A diferencia de los otros apartados, este es completamente opcional. En caso de incluirlo, se aconseja añadir ejemplos y explicar por qué se han elegido. Aunque, es importante tener en cuenta que no se deben hacer indicaciones concretas de diseño en sí mismo, pues es el diseñador el que tomará este tipo de decisiones desde su criterio profesional.

#8. Tiempos: Si hay algún plazo que sea importante tener en cuenta, un lanzamiento por ejemplo, este el el lugar para exponerlo.

Estos son los puntos que no deben faltar, pero puedes añadir otras informaciones que consideres relevantes, añadiendo apartados o anexos que lo complementen.

 

Seguro que con estos recomendaciones tienes más claro por qué hacer un briefing y cómo hacerlo.

Anímate con su preparación y ten en cuenta que normalmente la primera reunión con un diseñador profesional está dedicada a concretar todos estos puntos para acabar realizando el briefing en común, es como yo lo hago.

Si quieres que hablemos de algún proyecto que tienes en mente te ofrezco una sesión de valoración gratuita, mira los detalles aquí.

Tags:
Carol García del Busto
carol@carolgarciadelbusto.com

Curiosa de nacimiento, creativa por vocación y ecologista por elección. Ayudo a empresas ecológicas y sostenibles que quieren hacer que sus marcas destaquen. Si es tu caso, te invito a que realices mi Brand Test para evaluar el estado de tu marca.

No hay comentarios

Publica un comentario

error: Ups! Contenido protegido ;)